Tu Marido

jueves, setiembre 29, 2005

Mi verdad sobre la mentira

Mis mejores relaciones han sido fundamentadas bajo la base de las mentiras. La mentira se volvió mi verdad. Bajo ningún precepto me permití una verdad, siempre inventaba algo para poder esquivar el lado oscuro y patético de mi verdad. Me salía muy bien. Hasta yo mismo me lo creía. Mi cara de huevón, también ayudaba. Ayuda. Creo, que el tener cara de huevón y aparentar ser un huevón, te ayuda con las mujeres. A las mujeres les gustan -para retenerlos y amarlos- los hombres huevones: débiles de carácter, caballerosos, amables, sin vicios y sobre todo SINCEROS. Claro, que siempre hay mujeres que rompen la regla. Pero, en realidad, la sinceridad es la base de la destrucción de una relación. Así suene contraproducente, es verdad. Con esto no quiero decir que la falsedad es la real base de una relación, ¡NO! Pero la hace más duradera y llevadera. Y por qué no, más divertida.

2 Comments:

At jue. set. 29, 03:03:00 p.m. 2005, Anonymous ANTI said...

chucha o sea definitivamente eres un huevón con cara de huevón jajaja te ayuda entonces el cacahrro ya completaste el circulo HUEVÓN

 
At mié. jun. 10, 03:01:00 p.m. 2015, Blogger Luis Valdizon said...

Me llama la atención "tu verdad", en una entrevista, se dirige el Maestro Facundo Cabral a su entrevistadora joven y guapa; y le dice directo y al grano me encantaría llevarte a la cama, y el dice despues pero que hacemos, inventamos una mentira, como me gustaria charlar contigo o tomar un café etc, empezamos una relación con una mentira la cual se va haciendo cada vez mas grande.
Y tiene mucha razón. Coincido contigo en que la sinceridad es la base de la destrucción de una relación.... anda ve y dile a tu novia (o) esposo (a) ya no me gustas, estas gordo gorda, flaco, flaca.. O no?

 

Publicar un comentario

<< Home