Tu Marido

martes, noviembre 08, 2005

Mi vicio

Quiero ser fiel. La extraño.
Pienso en su carita y doy un paso atràs.
No lo puedo evitar y doy dos pasos adelante.
Trato de recordar sus cosas buenas para no
seguir avanzando.
Pero mierda, no puedo.
Ahora acelero el paso. Este vicio indomable.
Pienso en sus ojos y su sonrisa.
En vano.
¡Hola! Le digo. Ella sonrìe.
Culo, tetas, piernas, labios, cuello, manos,
lengua... todo fàcil.
Feromonas.
La tentación es inevitable.
Mi pene ganò la partida, otra vez.

3 Comments:

At mié. nov. 09, 12:39:00 p.m. 2005, Blogger Gardenia said...

Interesante...crudamente sincero, pero interesante, gracias por dejarnos ver los reales sentimientos y pensamientos del 99.9% de los hombres y que tanto tratan de ocultar...

 
At mié. nov. 09, 12:56:00 p.m. 2005, Anonymous None said...

Ya solo falta que Gardenia deje ver crudamente los suyos :P

 
At mié. may. 30, 11:01:00 a.m. 2007, Anonymous Anónimo said...

mmmmmmm chevere......quiero pensar q todos los hombres son asi...entonces sabria estar preparada....oye me gustas osea como escribes. bye... soy Mariel...creo q sabràs mas de mi

 

Publicar un comentario

<< Home